Botulismo

Más enfermedades

Botulismo: Descripción

El botulismo es una grave enfermedad causada por una neurotoxina producida por el bacilo Clostridium botulinum. Es una enfermedad poco frecuente pero muy seria. La toxina es extremadamente potente, incluso mortal en ínfimas cantidades. Bloquea la liberación de una sustancia llamada acetilcolina en las terminaciones nerviosas, con lo que paraliza los músculos y puede llevar a la muerte por paralisis respiratoria. Los cuidados intensivos han conseguido disminuir la mortalidad desde un 60 a un 20 %.

Causas de Botulismo

La ingestión de alimentos contaminados que contengan sustancias tóxicas producidas por la bacteria Clostridium botulinum (aun en cantidades mínimas). Esta bacteria forma esporas que pueden permanecer en estado latente durante mucho tiempo. Las fuentes más comunes de este tipo de contaminación son las conservas caseras de frutas y hortalizas, los pescados (especialmente crudo o ahumado) y mariscos (almejas, mejillones, etc.), Ingesta de verduras frescas crecidas en suelos contaminados con las esporas ubicuas del C. botulinum , los lácteos, carne vacuna, etc. Las latas envasadas comercialmente rara vez están implicadas.

Sintomas de Botulismo

Los síntomas pueden aparecer en 6 horas, o pueden tardar hasta 6 días. El período de incubación más común es de 18 a 36 horas. Cuanto antes comienzan los síntomas, más grave suele ser la intoxicación. La persona afectada está despierta y sin fiebre. Los síntomas neurológicos más frecuentes son boca seca, visión doble, dificultad en la visión cercana, dificultad para tragar y para pronunciar las palabras. Suele haber síntomas abdominales previos o acompañando a los neurológicos, como náuseas, vómitos, retortijones y diarrea. Los signos clínicos incluyen: Debilidad o parálisis de las extremidades, bilateral en el 80 % de los casos. Tórax inmóvil, con dificultades para ventilar. Estreñimiento. Signos oculares: Pupilas que no reaccionan a la luz, párpados caídos, nistagmo (movimientos rápidos automáticos de los ojos). Ataxia (inestabilidad al andar). Boca seca, dificultad para tragar y hablar

Diagnostico de Botulismo

El médico basará el diagnóstico en función de los síntomas nerviosos y musculares. La electromiografía muestra hallazgos anormales, aunque no específicos de botulismo. El test del cloruro de edrofonio es positivo en la mayoría de los pacientes: Se administra una sustancia que impida la destrucción de la acetilcolina, y se produce una rápida, aunque fugaz, mejoría de los síntomas. La detección de la neurotoxina en el suero o las heces confirma el diagnóstico. También se investigarán las comidas sospechosas para detectar la neurotoxina. Dado que ésta es extremadamente potente, las muestras se manejan en sus envases originales y con sumo cuidado. El diagnóstico diferencial del botulismo incluye procesos como la neuropatía de Guillain-Barré (que se da después de algunas viriasis), el síndrome de Eaton-Lambert (asociado a algunos cánceres de pulmón), intoxicaciones químicas o triquinosis


© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon.