Tuberculosis

Más enfermedades

Tuberculosis: Descripción

Es una grave infección contagiosa que afecta primariamente a los pulmones (pero puede extenderse a otros órganos), causada por una micobacteria (Micobacteryum tuberculosis) que está en el aire, y que puede causar la muerte.

Causas de Tuberculosis

La enfermedad se propaga a través del aire mediante pequeñas gotitas de secreciones, producto de la tos ó estornudos de personas infectadas de Micobacteryum tuberculosis, si bien para contagiarse debe existir una convivencia con personas infectadas o un contacto frecuente, por lo que es muy raro contagiarse de forma casual, o en la calle. Las personas mayores suelen ser las más afectadas, y también grupos que no hayan heredado la inmunización de generaciones anteriores sobrevivientes a epidemias de tuberculosis. Una vez que la bacteria se introduce en el pulmón, se forma un granuloma que es la infección primaria de la tuberculosis. Este proceso no produce síntomas y en el 95% de los casos se recupera solo. La bacteria de la tuberculosis pasa así a una fase de inactividad encerradas en un granuloma. Las lesiones, por lo general, curan y no dejan alteraciones residuales, excepto calcificación ocasional de los ganglios linfáticos pulmonares o traqueobronquiales. Si por cualquier causa significativa (otras infecciones, cáncer, SIDA, estrés crónico, etc.) las defensas del cuerpo se debilitan, las bacterias se reactivan y se produce la enfermedad. Por otra parte, las bacterias que la provocan han desarrollado resistencia a algunos antibióticos, y esto perjudica los avances contra la enfermedad. .

Sintomas de Tuberculosis

Suele manifestarse con malestar, cansancio, pérdida de peso y tos –con esputo amarillo o verde, debil (pero persistente) al comienzo, que se intensificará con el avance de la enfermedad y contendrá sangre–. También se manifiestan intensos sudores nocturnos, producto de la fiebre (que no sobrepasa los 38° centígrados). Muchos de estos síntomas pueden pasar desapercibidos excepto el gran cansancio que es llamativo. Si hay líquido o aire en la pleura, la respiración se tornará dificultosa. La tuberculosis extrapulmonar es menos común que la pulmonar. Puede afectar cualquier órgano o tejido, incluye meningitis tuberculosa , y tuberculosis hematógena aguda (miliar), y afecta los ganglios linfáticos, la pleura, el pericardio, los riñones, los huesos y las articulaciones, la laringe, la piel, los intestinos, el peritoneo y los ojos.

Diagnostico de Tuberculosis

Un primer diagnóstico se puede hacer con una radiografía de tórax. Además de manchas características pero no excluyentes de otras enfermedades, este estudio puede indicar que hay derrame de pleura o pericarditis. Un diagnóstico definitivo lo permite un examen de esputo o una prueba cutánea de tuberculina –que no indica si la infección está o no activa–. Otros estudios serán necesarios para investigar la presencia de la infección en otros órganos. Importante Los síntomas aquí descritos correspondientes a esta enfermedad pueden confundirse con los de otras patologías. Para establecer un adecuado diagnóstico, consulte siempre a su Médico. El objetivo de MédicosExpertos es informar y educar, por lo que las descripciones de las enfermedades aquí brindadas no sustituyen a una consulta profesional.

Imagen ilustrativa

Tuberculosis
© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon.