Ojo seco

Más enfermedades

Ojo seco : Descripción

El término de ojo seco se utiliza para designar el padecimiento ocular de escasez o falta de lágrima, que provoca sequedad excesiva de los ojos y otras membranas mucosas. Según la gravedad de la sequedad, los "ojos secos" se clasifican en ligeros, medios y graves. Siendo en la actualidad la enfermedad ocular más frecuente, al comprobarse que la mayoría de los ojos irritables se producen por ojos secos. Para poder comprender esta patología y explicar sus tipos debemos conocer cómo es la lágrima y donde se produce. La lágrima tiene tres fracciones diferentes, que se producen en glándulas distintas: Las glándulas lagrimales Segregan la fracción acuosa, que constituye el 99% del total lacrimal. La conjuntiva, Tapiza lo blanco del ojo y la pared posterior de los párpados, está sembrada de millones de células calciformes que producen mucina, la cual es menos del 0'5% del total lacrimal. Los párpados Tienen en su espesor las glándulas de Meibomio ( que cuando enferman producen los orzuelos y los chalazios), que producen grasa en cantidades ínfimas).

Causas de Ojo seco

Las causas pueden ser cualquiera que produzcan la disfunción o destrucción de las diversas glándulas que producen la lágrima. Otras, menos frecuentes, serían las lesiones del epitelio corneal, o alteraciones palpebrales, deformidades y parálisis. El caso más frecuente de sequedad ocular es la involución senil. Conforme aumenta la edad de una persona, el ojo produce menos lágrimas, de forma que ante la misma agresión externa ( viento, humo de cigarrillo, etc.) una persona de edad siente la sequedad ocular antes que una joven. Las mujeres postmenopaúsicas padecen ojo seco con mayor frecuencia que los varones de su misma edad. El ojo seco de las postmenopaúsicas se acompaña de otras sequedades de mucosas ( ojo, nariz, boca, vagina secos), y a este síndrome se lo conoce como de Sjögren tipo I. Con gran frecuencia el síndrome de Sjögren se acompaña de enfermedades sistémicas como artritis reumatoide o lupus eritematoso, y a esta asociación se le llama síndrome de Sjögren tipo II. Durante el embarazo o cuando se toma anticonceptivos también es más frecuente el ojo seco. Algunos medicamentos que se toman por razones extraoculares, hacen segregar menos lágrima y saliva, como efectos colaterales. Entre ellos los ansiolíticos, antidepresivos, antipsicóticos, antihistamínicos, anticolinérgicos, antihipertensivos, antiparkinsonianos, diuréticos, etc. Si se suspende la medicación, se recupera lentamente la secreción lagrimal normal. Comente siempre esta posibilidad con su Oftalmólogo.

Sintomas de Ojo seco

El ojo seco se manifiesta objetivamente por enrojecimiento y subjetivamente por sensación de arenilla presente en el ojo. Estos síntomas se hacen más evidentes cuando hay viento, ventiladores o aire acondicionado porque la lágrima se evapora mas rápidamente. Una notoria escasez de lágrima puede producir microulceraciones, erosiones, pequeñas heridas corneales y, subjetivamente, por sensación de un cuerpo extraño al parpadear con disminución de visión cuando la córnea se queda seca. El ojo seco grave se manifiesta por sequedad intensa de la superficie ocular, leucomas corneales, manchas blancas y disminución de visión. Afortunadamente su presentación es muy rara. En las formas leves y medias de ojo seco, a veces el paciente tiene crisis de lagrimeo intenso, lo que parece negar la existencia del ojo seco. Se debe ello a que hay 3 tipos de lacrimación: la basal, la refleja y la emocional. La lacrimación basal es la que se tiene habitualmente para humedecer la córnea, formar una película lagrimal ante la córnea que facilite la visión, y lubricar el parpadeo; esta producción basal se tiene continuamente, pero en los pacientes de ojo seco es muy escasa. La lacrimación refleja es la que se tiene ocasionalmente cuando algún cuerpo extraño (arenilla, pestaña) entra detrás de los párpados o se forma una úlcera; el ojo, así irritado, responde con un reflejo de hipersecreción. En la vida diaria esta situación sucede raramente, pero a los pacientes de ojo seco les puede ocurrir cada vez que le aparece una ulcerita corneal provocada por la sequedad. La lacrimación emocional ocurre en algunos estados de ánimo de depresión o de solidaridad; en estas situaciones el paciente con ojo seco llora como una persona normal.

Diagnostico de Ojo seco

El Oftalmólogo evalúa la cantidad de lágrimas que la persona afectada produce, utilizando un trozo de papel de filtro, que se coloca debajo del párpado inferior. Si la cantidad producida no supera el tercio de la secreción lacrimal normal, el paciente padece el síndrome que produce el ojo seco. Importante Los síntomas aquí descritos correspondientes a esta enfermedad pueden confundirse con los de otras patologías. Para establecer un adecuado diagnóstico, consulte siempre a su Médico. El objetivo de MédicosExpertos es informar y educar, por lo que las descripciones de las enfermedades aquí brindadas no sustituyen a una consulta profesional.


© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon.