Neumonía

Más enfermedades

Neumonía: Descripción

La neumonía, pulmonía o neumonitis es la inflamación aguda del tejido pulmonar que afecta los alvéolos y los tejidos adyacentes, causada por una infección microbiana, por bacterias, virus u hongos, y también por la inhalación de cuerpos extraños, líquidos cáusticos o abrasivos o gases venenosos. La neumonía puede afectar a un lóbulo pulmonar completo (neumonía lobular), a un segmento de lóbulo, a los alvéolos próximos a los bronquios (bronconeumonía) o al tejido intersticial (neumonía intersticial). La neumonía vuelve al tejido que forma los pulmones, que se vé enrojecido, hinchado y se torna doloroso.

Causas de Neumonía

La causa más común de neumonía es bacteriana. De ellas, la más frecuente es la producida por el Streptococcus pneumoniae. Otros microorganismos que la producen son los hongos o microorganismos similares a las bacterias, como el Mycoplasma pneumoniae, particularmente común en niños mayores y adultos jóvenes. El mecanismo de contagio usual es por inhalación de microgotas de secreciones contaminadas que llegan hasta los alvéolos, o a través del flujo sanguíneo procedente de otro foco infeccioso. Algunas personas son más propensas que otras a esta enfermedad: las personas que beben excesivamnete alcohol o fuman, aquellas que presentan insuficiencia cardíaca o alguna enfermedad pulmonar obstructiva crónica, los niños, las personas mayores, los enfermos que guardan reposo prolongado en cama y aquellos que presentan una insuficiencia inmunológica.

Sintomas de Neumonía

Aunque en el pasado su padecimiento provocaba una elevada mortalidad, actualmente gracias al tratamiento antibiótico, el riesgo se ha reducido, si bien es la infección letal más frecuente. La sintomatología incluye fiebre, tos con esputo, dolor torácico, escalofríos, sudoración y cianosis. Cuanto mayor sea el área afectada, los síntomas revestirán mayor gravedad. La neumonía por neumococo comienza generalmente luego de que una infección viral de las vías aéreas superiores (resfrío) o una gripe que haya afectado los pulmones. El cuadro de neumonía puede presentar abscesos de pus y quistes que contienen aire en los pulmones; puede desarrollarse pleuresía (acumulación de pus en el espacio pleural).

Diagnostico de Neumonía

Se realiza por auscultación con el estetoscopio, radiografía de tórax, análisis de sangre y cultivo de esputo. En algunos casos se realiza una broncoscopía para determinar otras causas subyacentes, como cáncer de pulmón o la presencia de algún cuerpo extraño. Importante Los síntomas aquí descritos correspondientes a esta enfermedad pueden confundirse con los de otras patologías. Para establecer un adecuado diagnóstico, consulte siempre a su Médico. El objetivo de MédicosExpertos es informar y educar, por lo que las descripciones de las enfermedades aquí brindadas no sustituyen a una consulta profesional.

Imagen ilustrativa

Neumonía
© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon.