Lepra

Más enfermedades

Lepra: Descripción

Es una enfermedad infecciosa crónica, que se transmite de persona a persona y está provocada por una bacteria que daña la piel, la membrana mucosa de la nariz, los testículos, los ojos y los nervios ubicados fuera del cerebro y la médula espinal. También se le conoce como "Enfermedad de Hasen", "Mal encerrado de San Antonio" o de "San Lázaro". Contrariamente a lo que se creía no es muy contagiosa, dado que se necesita mucho tiempo de contacto directo para que se transmita. En la Argentina, la región más afectada es el noroeste, especialmente las provincias de Chaco, Formosa y Corrientes. Desde el punto de vista histórico, la lepra es una enfermedad registrada en antiguos códices de más de 2500 años de antiguedad, constituyendo un temible azote a la humanidad. El Médico noruego A. Hansen descubrió en 1876 el bacilo causante de la lepra: el Mycobacterium Leprae. Este bacilo pertenece a la misma familia del agente causal de la tuberculosis y tiene predilección por atacar la piel, las mucosas y los nervios de la periferia (de la cara, de las manos y de los pies, por ejemplo) y es por ello que el enfermo con lepra ve disminuida la sensibilidad al dolor en las áreas afectadas por el mismo.

Causas de Lepra

No se conocen con seguridad las formas de contagio, pero se presume que, en general se contrae por el contacto cercano y muy prolongado con una persona infectada, aunque también la bacteria puede propagarse por la picadura de chinches, mosquitos, y a través de la misma tierra. No es una enfermedad hereditaria. El microbio entra por la piel o la nariz y se contagia a través de estornudos, moco y saliva o de las ulceraciones de la piel de un enfermo sin tratamiento. No se contagia por saludar, abrazar o tocar a quien lo padece, sino que es necesaria la convivencia prolongada con un enfermo sin tratamiento. La bacteria afecta primero la parte interna de la piel, donde destruye las fibras nerviosas que transmiten las sensaciones de frío, calor o dolor. Al perder esta sensibilidad, es fácil provocarse lesiones que pueden infectarse agravando el cuadro.

Sintomas de Lepra

La lepra es curable. El avance de la enfermedad es lento y los síntomas pueden aparecer después de varios años de la infección, ya que el proceso de incubación de la enfermedad es largo (de 1 a 7 años). En general, la enfermedad se inicia con la aparición de manchas blanquecinas y disminución de la sensibilidad; posteriormente aparecen otras lesiones en forma de bolas o nódulos, las cuales se pueden ulcerar, lo que facilita que se propague la infección a otras partes del cuerpo. La sintomatología dependerá de las condiciones inmunológicas de la persona contagiada, y las características de su evolución serán determinadas por el tipo de lepra que se padece: Lepra lepromatosa Es la más grave, con lesiones espectaculares e irreversibles. Presenta erupciones cutáneas elevadas sobre la piel, de distinta forma y tamaño, pero característicamente simétricas y que no causan prurito o escozor. También se produce la pérdida del vello corporal, pestañas y cejas. Lepra tuberculoide, Se manifiesta con lesiones cutáneas poco marcadas y más superficiales, que aparecen en forma de zonas blancuzcas y planas, y pierden sensibilidad al tacto, ya que las microbacterias han dañado los nervios. Las lesiones en la piel tampoco causan prurito o escozor. Esta forma de lepra resenta un curso benigno. Lepra de tipo limítrofe Presenta rasgos de los dos tipos antes mencionados de lepra, y puede evolucionar hacia una u otra de estas dos formas. Incluso mientras se recibe tratamiento, pueden presentarse otros síntomas como fiebre e inflamación cutánea, de los nervios periféricos o de los ganglios linfáticos, riñones, articulaciones, testículos, y ojos. También pueden producirse lesiones en la nariz, las plantas de los pies, o lesiones en los ojos que pueden llegar a la ceguera.

Diagnostico de Lepra

Es el Médico quien hace el diagnóstico basado en las características de la lesión y en el resultado de la biopsia que hace de la piel afectada. Igualmente, encontrará anticuerpos contra el Mycobacterium Leprae en la mayoría de los casos de los pacientes con Lepra Lepromatosa pero sólo en el 60% de los que tienen la variedad Lepra Tuberculoide. El diagnóstico se confirma con el estudio microscópico de una muestra de tejido infectado. Importante Los síntomas aquí descritos correspondientes a esta enfermedad pueden confundirse con los de otras patologías. Para establecer un adecuado diagnóstico, consulte siempre a su Médico. El objetivo de MédicosExpertos es informar y educar, por lo que las descripciones de las enfermedades aquí brindadas no sustituyen a una consulta profesional.


© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon.